salud sexual

Día Europeo de la Salud Sexual

Ayer fue 14 de febrero y, aunque para muchos esta fecha represente el famoso ‘Día de los Enamorados’, para los profesionales dedicados al ámbito de la sexualidad humana implica también un día muy señalado: el Día Europeo de la Salud Sexual.

Desde 2003, tras una iniciativa propuesta por la Alianza Europea para la Salud Sexual (ESHA), este día representa y conmemora a todas las personas involucradas en el crecimiento y la potenciación de la Salud Sexual de todos los Europeos. Médicos, psicólogo/as, sexólogo/as, enfermero/as y educadores, entre otros, dedican su día a día a prevenir, diagnosticar, intervenir, potenciar o informar sobre aspectos de una dimensión humana tan importante como es la sexualidad.

Según la OMS, la Salud Sexual se define como: “Un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad. Requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia”.

«A pesar de la concienciación y la prevención realizada a nivel social, político, científico y académico sobre una sexualidad sana y la salud sexual en los últimos años, y de del claro avance en libertades sexuales en esta nueva era, la realidad es que la calidad de vida y Salud Sexual de nuestra población sigue teniendo muchas carencias, que presenta un gran reto en el horizonte». Así lo expresa Alejandro Villena, Psicólogo General Sanitario y experto en Sexología en ROC Clinic.

Algunos datos sobre Salud Sexual

  • En 2019, la Ministra de Sanidad española alertó de un aumento muy preocupante de las Infecciones de Transmisión sexual (ITS), con un incremento medio anual del 26,3% entre 2003 y 2017, donde el uso del preservativo se había reducido en jóvenes del 84% al 75%, aumentando así los contagios de gonorrea, sífilis y clamidia entre los más jóvenes.
  • En un estudio longitudinal en EEUU, se detectó que el 78,6% de los varones y el 84,4% de las mujeres sexualmente activos entre 16 y 21 años habían experimentado dificultades en sus relaciones sexuales (dolor sexual, bajo deseo, problemas de excitación, dificultades para alcanzar el orgasmo).
  • La cantidad de relaciones sexuales que tiene la generación Millennial es menor que la de las generaciones que nos preceden, debido a la excesiva independencia, los niveles de ansiedad y depresión, el estrés o la sobre-exposición a la pornografía, entre otras causas.
  • El Covid-19 ha tenido un gran impacto en la Salud Sexual y Reproductiva de las personas afectadas por esta pandemia, debido a los condicionantes de aislamiento, soledad, miedos e inseguridad.

La realidad en la consulta sexológica es que todavía existe una gran desinformación acerca de los servicios de atención clínica para las dificultades sexuales. Tal y como afirma Alejandro Villena, «la persona que sufre de dificultades sexuales prefiere revisar Wikipedia o Google, carece de un plan de acción y de información, lo cual relentiza el proceso de búsqueda de un profesional de la Salud Sexual«. El tiempo desde que la persona sufre la dificultad, adquiere la motivación adecuada para ir a terapia, se asesora, selecciona el profesional adecuado y acude a consulta, es todavía un reto para los Servicios de Salud Pública y privada.

¿Qué solucionemos podemos plantear?

En este sentido, el experto plantea las siguientes soluciones:

  1. La Salud Sexual es un derecho fundamental y todas las personas pueden ejercer este derecho a ser atendidos, informados y tratados de forma adecuada y respetuosa en su vida sexual.
  2. La Sexología es una ciencia: a pesar del estigma y la falta de rigor con el que se puede tratar la sexualidad humana en diferentes medios de comunicación, la Sexología cumple con unos rigurosos protocolos de atención, evaluación e intervención, con validez empírica para ayudar a las personas que sufren en su vida sexual.
  3. Desestimar la Desinformación: no fiarse de la información que aparece en internet, informarse de forma rigurosa, entidades internacionales, artículos científicos y en webs de confianza.
  4. La sexualidad es una dimensión importante en el ser humano y se relaciona con factores biológicos, afectivos, cognitivos, relacionales y socio-culturales.

Si te has sentido identificado con algunas de las dificultades mencionadas, si sufres por tu vida sexual, si crees que la calidad de tu sexualidad podría mejorar o tienes dudas, en ROC Clinic disponemos de una área especializada con profesionales de la Salud Sexual que podrán ayudarte y orientarte para mejorar tus dificultades. Puedes ponerte en contacto a través de este correo electrónico: alejandro.villena@rocurologia.com o en el 912 627 104.

En Roc Clinic ofrecemos un servicio orientado a las personas, por eso, te llamamos nosotros.

Ir arriba