infecciones urinarias de repetición

Infecciones urinarias de repetición: cómo tratarlas

Las infecciones urinarias son el segundo motivo más frecuente de atención médica. Hablamos de infecciones urinarias de repetición en aquellos casos donde existen más de dos infecciones en seis meses o más de 3 en un año. Según el Dr. José Medina Polo, responsable de la Unidad de Urología Funcional-Femenina, «se estima que tendrán infecciones de repetición el 2,4% de las mujeres». Aunque es preciso realizar un estudio que descarte alteraciones anatómicas o en la función del aparato urinario, las infecciones suelen ocurrir en mujeres jóvenes y sanas, sin encontrarse alteraciones en las pruebas diagnósticas. El estudio diagnóstico también se basa en buscar posibles factores de riesgo para padecer infecciones de orina, lo que permite reducir en gran medida el número de infecciones urinarias. Entre las medidas propuestas se incluyen un estudio del hábito intestinal, el trofismo vaginal, ingesta de líquidos, relaciones sexuales…

«Aunque el tratamiento de elección en caso de infecciones urinarias sintomáticas es el empleo de antibióticos, es fundamental realizar un uso prudente de los mismos, ya que se relacionan con la aparición de resistencias», afirma el Dr. Medina. Estos son efectivos para erradicar las bacterias causantes de las infecciones urinarias, pero no previenen la recurrencia. Además, conllevan cambios en la microbiota vaginal, gastrointestinal y urinaria. Por todo ello, el manejo de las infecciones urinarias requiere un abordaje personalizado de acuerdo a las características bacteriológicas y los factores propios del paciente. 

En este sentido, es preciso mencionar que es frecuente encontrar en mujeres la presencia de bacteriuria asintomática. Esto es, la presencia de bacterias en el análisis y cultivos de orina sin asociar síntomas de infección urinaria. «La bacteriuria asintomática no requiere tratamiento salvo en mujeres embarazadas o previamente a manipulación del aparato urinario», indica el especialista. Es más, en mujeres con infecciones urinarias de repetición, la existencia de bacteriuria asintomática puede prevenir las recurrencias. Se ha observado que el tratamiento con antibiótico de la bacteriuria asintomática se asocia con mayor riesgo de infecciones urinarias recurrentes.

Tratamiento para las infecciones urinarias de repetición

Por todo ello, para prevenir la existencia de recurrencias en pacientes con infecciones urinarias de repetición se recomienda el empleo de medidas que no contemplen el uso de antibióticos. Entre ellas, el tratamiento tópico con estrógenos en mujeres postmenopáusicas, profilaxis inmunoactiva, utilización de probióticos, derivados de arándanos, D-manosa e instilaciones endovesicales.

  • El empleo de suplementos dietéticos con arándano rojo americano y D-manosa disminuyen la capacidad de adherencia de E.coli a la mucosa vesical.
  • La terapia inmunoactiva pretende crear una respuesta inmune tras inactivar las bacterias causantes de la infección urinaria.
  • El empleo de terapia endovesical, generalmente basado en ácido hialurónico y condroitín-sulfato pretende sustituir la capa de glucosaminoglicanos (GAG) del epitelio vesical y de este modo permitiendo la reposición del tejido conjuntivo y facilitando la posterior anidación y recomposición de las células epiteliales. Los daños de la capa de GAG reducen su función protectora. La terapia endovesical con ácido hialurónico y condroitín-sulfato ha mostrado eficacia en pacientes con infecciones urinarias de repetición, cistitis intersticial, cistitis rádica y ciertas cistitis abacterianas crónicas y recidivantes.

En Roc Clinic ofrecemos un servicio orientado a las personas, por eso, te llamamos nosotros.

Ir arriba