Criptorquídia

escroto criptorquidea

La criptorquídia o mal descenso testicular es una anomalía muy frecuente en los varones en edad pediátrica y es todavía más habitual en niños prematuros. Se produce cuando el testículo no llega a su posición normal en la bolsa escrotal durante el embarazo. Se identifica porque la bolsa escrotal de ese lado está vacía. Hasta en el 30% de los casos, la criptorquídia puede afectar a ambos lados.

Durante los primeros 6 meses de vida el testículo puede bajar espontáneamente a la bolsa escrotal sin necesidad de intervención, salvo que haya una hernia inguinal asociada a la criptorquídia.

Si el testículo no llega hasta su posición fisiológica, es importante que el niño sea valorado por un especialista en cirugía pediátrica, que explorará la región inguinal y pélvica si fuera necesario, para determinar la posición y las características del testículo y la necesidad o no de tratamiento quirúrgico. Asimismo, determinará la presencia o no de anomalías asociadas, que pudieran hacer necesario un estudio genético o endocrino de forma preferente.

Es importante destacar que esta consulta no debe demorarse, ya que el testículo necesita unas condiciones específicas para su normal desarrollo que no tendrá si se encuentra, por ejemplo, en localización intraabdominal.

Los testes criptorquídicos pueden dividirse en palpables o no palpables, siendo ésta clasificación fundamental para decidir el tratamiento.

Los testículos palpables incluyen:

  • Maldescenso testicular: son testículos que interrumpieron su camino hacia la bolsa escrotal y quedaron atrapados en algún punto del recorrido desde la región lumbar, siendo frecuente que se queden en la región inguinal.
  • Testículo ectópico: son aquellos testículos que se desviaron de su camino durante el descenso y se encuentran en la región femoral, púbica o perineal. Estos testículos deben ser intervenidos para su correcta posición.
  • Teste retráctil: se trata de testículos que han alcanzado su posición normal en la bolsa escrotal, pero que debido a un reflejo cremastérico exacerbado, se introducen en la cavidad abdominal durante la exploración física. Estos testes permanecen en bolsa sin tensión pero deben ser vigilados por un especialista pediátrico ya que, hasta en un tercio de los casos, pueden ascender y no volver a su posición correcta.
  • Teste atrapado: es el testículo que quedó preso en la cicatriz de alguna intervención quirúrgica en la región inguinal.

Los testículos no palpabables son:

  • Testículo intraabdominal o canalicular: hasta en el 50-60% de los casos. Algunas veces están próximos al orificio inguinal profundo y pueden salir de la cavidad abdominal hacia el canal inguinal. Estos testículos no descienden solos y deben ser intervenidos para favorecer su correcto desarrollo.
  • Testículo agenésico: hasta en el 4% de los casos. Se produce cuando uno de los testículos no se formó o se atrofió durante el embarazo.

Diagnóstico de la criptorquídea

En el diagnóstico de criptorquídia es muy importante la historia clínica. Es importante conocer los antecedentes maternos de consumo de medicamentos (corticoides), posibles problemas en el embarazo, antecedentes familiares de muertes neonatales no explicadas, anomalías genitales, etc.

Asimismo, se realizará una la exploración por un cirujano pediátrico para descartar posibles anomalías asociadas y asegurarnos de que el reflejo cremastérico, tan exacerbado en algunos niños, no enmascara la verdadera ubicación del testículo.

historial clínico embarazo

Habitualmente, no es necesario realizar estudios de imagen como la ecografía, ya que esta tiene una sensibilidad limitada en la identificación de los testículos ectópicos, pero puede estar indicada en algunos pacientes para identificar anomalías asociadas.

urologia pediatrica

Tratamiento de la criptorquídea

Actualmente, el tratamiento de la criptorquídia es quirúrgico y se realiza a partir de los 12-18 meses de vida para que el testículo se desarrolle con normalidad, ya que las posibilidades de descenso espontáneo pasada esa edad son muy reducidas.

En función de la localización y de si se trata o no de un testículo palpable, se optará por el abordaje laparoscópico o por una incisión inguinal. 

  • Los testículos palpables se abordan por vía inguinal para cerrar la comunicación con la cavidad abdominal y fijar el testículo en bolsa escrotal. Generalmente se trata de un procedimiento ambulatorio en el que el paciente se va a casa a las pocas horas de la cirugía.
  • En los pacientes intervenidos por abordaje laparoscópico, el cirujano identificará el testículo y la posibilidad de descenderlo al escroto en un único procedimiento o si, por el contrario, es necesario hacerlo en dos tiempos en el caso de que los vasos que llevan la irrigación al testículo sean muy cortos y no lo permitan.

Durante este procedimiento, el cirujano realiza cuatro incisiones, uno para insertar la cámara, otros dos trócares de trabajo y una la incisión escrotal para fijar el teste en la bolsa.

Es posible que el tiempo de ingreso hospitalario sea un poco más largo en este tipo de intervención, pero rara vez más de un día.

Equipo
de la unidad de Criptorquídia

Dra. Laura Burgos Lucena

Dra. Laura Burgos Lucena

VER PERFIL

Dra. Alejandra Vilanova Sánchez

Dra. Alejandra Vilanova Sánchez

VER PERFIL

Los medios hablan
de Roc Clinic
Doctor Romero

Liderando la nueva urología. Liderando la nueva urología. Liderando la nueva urología.

Logo de ROC Clinic Urología Médico Quirúrgica
Contacta por Whatsapp