Hiperplasia Benigna de Próstata

Una de las enfermedades más comunes en el hombre. Pioneros en el tratamiento de la Hiperplasia Benigna de Próstata. Contamos con la experiencia y el dominio de todo el arsenal terapéutico disponible para ofrecer el mejor tratamiento a cada paciente.
Portada Vídeo

Descripción Hiperplasia Benigna de Próstata

La Hiperplasia Benigna de Próstata es el agrandamiento de la glándula prostática que, por su posición anatómica, da lugar a la obstrucción de la salida de la orina de la vejiga. Es una de las enfermedades más comunes que afectan al hombre.

La Hiperplasia Benigna de Próstata se manifiesta, sobre todo, a partir de los 40 años. A esta edad, el 40% de hombres presentan síntomas de esta enfermedad que se manifiestan, principalmente, en alteraciones en la dinámica urinaria. Este porcentaje aumenta un 10% a medida que avanza cada década, haciendo que la práctica totalidad de varones de más de 80 años tengan problemas urinarios.

Los síntomas urinarios pueden deberse a distintas causas. Entre estas, una de las más comunes es la hiperplasia benigna de próstata, aunque es necesario descartar otras: estrechez en el conducto de la orina (estenosis de uretra), tumor vesical, piedras en la vejiga, infecciones de orina, etcétera.

Habitualmente, la mayoría de síntomas urinarios son debidos a la hiperplasia benigna de próstata, que puede producir obstrucción en el flujo de la orina. Comúnmente, estos cuadros clínicos se conocen como prostatismo o problemas de próstata.

Los principales síntomas de la Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP) son:

  • Frecuencia miccional nocturna (nicturia).
  • Frecuencia miccional diurna.
  • Incontinencia de orina.
  • Escozor o dificultad para orinar.
  • Sensación de micción incompleta.
  • Chorro de orina débil.
  • Retraso en el inicio de la micción.
  • Goteo después de orinar.

La causa de la enfermedad es desconocida, aunque parecen existir factores genéticos, hormonales, alimentarios y de salud que pueden aumentar el riesgo de presentar problemas de próstata.

El diagnóstico de la hiperplasia benigna de próstata se realiza mediante historia clínica y exploración física. Dentro del estudio básico se suele solicitar un análisis de sangre con PSA (Antígeno Prostático Específico) y función renal, análisis de orina (con un cultivo de orina para descartar infección) y ecografía renal, vesical y prostática. En ocasiones será necesario realizar estudios más dirigidos como, por ejemplo, mediante cistoscopia, urodinamia o ecografía transrectal.

Los tratamientos varían en función de la gravedad e intensidad de los síntomas:

  • En los casos de síntomas leves sin complicaciones asociadas, es posible realizar un muy buen control de la enfermedad mediante revisiones periódicas y siguiendo una serie de consejos alimentarios básicos: restricción hídrica vespertina, evitar picantes, cafeína, alcohol y bebidas carbonatadas o edulcoradas.
  • Si tenemos síntomas moderados, normalmente se pueden tomar una serie de medicamentos para mejorar los síntomas. En función del tamaño de la próstata y la presencia o no de incontinencia será necesario asociar fitoterapia; alfabloqueantes para reducir la presión arterial y mejorar el flujo sanguíneo; inhibidores de la 5-alfa-reductasa para disminuir el tamaño de una próstata agrandada y mejorar el flujo de la orina a través del bloqueo de una enzima que el cuerpo necesita para elaborar la dihidrotestosterona; o anticolinérgicos. Es muy importante entender los efectos secundarios de estos tratamientos, especialmente sobre la esfera sexual, a la hora de plantear el mejor tratamiento para cada persona. 

 

Actualidad
de ROC Clinic en Hiperplasia Benigna de Próstata

Investigación

Síntomas del Tracto Urinario Inferior en varones. A Phase 3 Double-Blind, Randomized, Placebo-Controlled, Multi-Center Study to Evaluate the Efficacy, Safety and Tolerability of Vibegron in Men with Overactive Bladder (OAB) Symptoms on Pharmacological Therapy for Benign Prostatic Hyperplasia (BPH) 

Docencia

Programación de los cursos 2022 en enucleación prostática de láser de Holmium.

Nos preguntan
en la Consulta

¿Debo seguir alguna alimentación para cuidar la próstata?

Es bueno beber al menos 2 litros de agua al día y evitar los alimentos altos en grasas saturadas, condimentos, picantes y la pimienta. Asimismo, conviene reducir la ingesta de café y el alcohol, en especial bebidas blancas y cerveza.

Una vez realizado el tratamiento de HBP, ¿puede volver a reproducirse?

Dependiendo del tratamiento, esto puede ocurrir. La cirugía abierta y la enucleación prostática con láser de Holmium son los dos tratamientos que consiguen eliminar todo el tejido evitando que vuelva a reproducirse. En cualquier caso, el especialista valorará la mejor opción de tratamiento para usted y le informará de los pros y contras de cada uno de ellos.

¿El tratamiento de la Hiperplasia Benigna de Próstata afectará a mis relaciones sexuales?

Dependiendo del tratamiento empleado, puede afectar a la eyaculación de los pacientes. Es importante comentar esto con el urólogo.

Tengo sangre en la orina, ¿puede ser HBP?

Si una HBP no es tratada a tiempo puede causar complicaciones más graves como el sangrado en la orina. Pero es más común en enfermedades como infección de orina; cáncer de vejiga, próstata o riñón; alguna enfermedad o lesión renal, etc. Es vital que vaya al médico cuanto antes.

Ver más preguntas

Equipo
de la unidad de Hiperplasia Benigna de Próstata

Dr. Javier Romero-Otero

Dr. Javier Romero-Otero

VER PERFIL

Dr. Juan Justo Quintas

Dr. Juan Justo Quintas

VER PERFIL

Dr. Alfredo Rodríguez-Antolín

Dr. Alfredo Rodríguez-Antolín

VER PERFIL

Dr. Mario Domínguez Esteban

Dr. Mario Domínguez Esteban

VER PERFIL

Dra. Esther García Rojo

Dra. Esther García Rojo

VER PERFIL

Dr. Gino Marcelo Espinales Castro

Dr. Gino Marcelo Espinales Castro

VER PERFIL

Los medios hablan
de Roc Clinic
Doctor Romero

Liderando la nueva urología. Liderando la nueva urología. Liderando la nueva urología.

Logo de ROC Clinic Urología Médico Quirúrgica
Contacta por Whatsapp