Enuresis

La enuresis es la pérdida involuntaria de orina durante el sueño nocturno a una edad en la que se espera que el niño ya no se orine durante la noche. Es un trastorno muy frecuente, con una incidencia de 5-10% en niños de 7 años y dos veces más frecuente en los varones.

Síntomas y causas de la enuresis

La enuresis se debe a que el niño presenta un sueño muy profundo, en el que el umbral del despertar es muy alto y no se activa con el llenado vesical.  Esto unido a una producción de orina superior a su capacidad de almacenamiento durante la noche, llevan a la incontinencia nocturna.

La enuresis monosintomática es aquella que no se acompaña de síntomas diurnos, siendo por tanto los escapes nocturnos la única sintomatología. Además, cuando la enuresis ha estado siempre presente en la vida del niño, hablamos de enuresis primaria. Si por el contrario ha aparecido después de un tiempo prolongado sin escapes nocturnos hablamos de enuresis secundaria.

Tiene un claro componente hereditario, ya que se estima que hasta el 44% de los niños que tienen un progenitor que padeció enuresis, presentará también este trastorno.

Los niños con enuresis sufren consecuencias emocionales, problemas de autoestima, estrés y limitaciones sociales. Es importante acompañarlos en esta etapa y ayudarlos a entender la situación. También es fundamental que entiendan que ellos no son culpables de los escapes.

 

enuresis infantil

Diagnóstico de la enuresis

Es importante hacer una historia clínica detallada para conocer la existencia o no de periodos de tiempo largos sin escapes nocturnos y la presencia o no de sintomatología diurna.

Asimismo debemos detallar las rutinas deportivas, las horas de sueño, la ingesta hídrica y los horarios y contenidos de las cenas.

La realización de un diario miccional ayuda al paciente y a su familia a ser conscientes de los hábitos miccionales y la ingesta habitual de líquidos y poder realizar modificaciones, junto al especialista, que le ayuden a adquirir la continencia.

En pacientes con enuresis no monosintomáticas, enuresis secundarias o en aquellos en los que fracasan los tratamientos convencionales, se requerirá análisis y cultivos de orina, así como la realización de ecografía y/o flujometría o estudio urodinámico. Es preciso individualizar el protocolo de estudio en cada paciente, minimizando las exploraciones innecesarias y asegurando un correcto diagnóstico en cada caso.

Tratamiento de la enuresis

En el tratamiento de la enuresis es fundamental conocer las rutinas del niño e ir adaptando los nuevos hábitos a su vida, haciéndole partícipe de los logros y explicándole las razones.

En nuestra experiencia, la edad para iniciar el tratamiento de la enuresis, pese a las recomendaciones de las guías clínicas de hacerlo aproximadamente a los 7 años, depende mucho de la implicación del niño y de su voluntad de intentar acabar con los escapes nocturnos.

nino bebe agua

Sin la colaboración del niño, todos los esfuerzos de padres y cuidadores se verán frustrados.  Y dado que no es una enfermedad y tiene una alta tasa de resolución espontánea, la decisión de iniciar o no el tratamiento depende en gran medida del paciente, de su edad, de la situación familiar y de las consecuencias  personales y sociales que esté implicando dicho trastorno.

El primer escalón del tratamiento recomendado para todos los pacientes que decidan iniciar el tratamiento es la redistribución de los líquidos durante la vigilia y la restricción hídrica en las horas previas a acostarse.

La realización de un calendario miccional nocturno puede ayudarnos a identificar posibles aspectos mejorables en la rutina del niño.

Existen fármacos que pueden ayudar a mejorar los escapes nocturnos con mecanismos de actuación diferentes. Unos actúan intentando aumentar la capacidad vesical y, otros, disminuir la producción de orina durante el sueño evitando así los escapes.

También hay dispositivos que emiten una alarma cuando detectan humedad, para despertar al niño y evitar la enuresis. Su urólogo pediátrico irá informándole y proponiéndole el tratamiento que mejor se adapte a las circunstancias de cada paciente, explicándole la importancia de un correcto uso de estos tratamientos.

Dicho esto, la tasa de curación espontánea anual de la enuresis es muy alta (15%).

Equipo
de la unidad de Enuresis

Dra. Laura Burgos Lucena

Dra. Laura Burgos Lucena

VER PERFIL

Dra. Alejandra Vilanova Sánchez

Dra. Alejandra Vilanova Sánchez

VER PERFIL

Los medios hablan
de Roc Clinic
Doctor Romero

Liderando la nueva urología. Liderando la nueva urología. Liderando la nueva urología.

Logo de ROC Clinic Urología Médico Quirúrgica
Contacta por Whatsapp