ROC CLINIC

Liderando la nueva urología

¿Qué es la nicturia y cómo tratarla?

Fernando Lista

Urólogo especializado en Urología Oncológica y Litiasis.

¿Alguna vez se ha despertado en medio de la noche con una necesidad urgente de orinar? Si es así, es posible que haya experimentado la nicturia. 

La nicturia es un trastorno urinario caracterizado por la necesidad frecuente de orinar durante la noche, lo que interrumpe el descanso y afecta negativamente la calidad del sueño, pudiendo generar problemas de salud a largo plazo. Muchas personas se ven afectadas por esta molesta y agotadora condición, despertándose varias veces durante la noche para vaciar la vejiga.  

Aunque puede afectar a personas de todas las edades, la nicturia es más común en adultos mayores. Si experimenta nicturia de manera regular, es importante buscar atención médica para determinar la causa subyacente y recibir el tratamiento adecuado. 

Causas de la nicturia 

La nicturia puede tener varias causas, como el consumo excesivo de líquidos antes de acostarse, problemas de la vejiga, trastornos hormonales, enfermedades del riñón y otras afecciones médicas. En este sentido, las más comunes son: 

  • Envejecimiento. A medida que envejecemos, nuestros riñones pueden volverse menos eficientes para concentrar la orina durante la noche. Esto puede llevar a una producción de orina más alta y, en consecuencia, a la necesidad de orinar con más frecuencia. 
  • Consumo de líquidos antes de dormir. Beber grandes cantidades de líquidos, especialmente bebidas diuréticas como el café o el té antes de acostarse puede aumentar la producción de orina durante la noche. 
  • Trastornos médicos subyacentes. Algunas afecciones médicas, como la diabetes, la insuficiencia cardíaca o los trastornos de la próstata, pueden contribuir a la nicturia. Estos trastornos pueden afectar la función renal y aumentar la producción de orina. 

Síntomas de la nicturia 

Los síntomas de la nicturia pueden variar de una persona a otra. Generalmente, entre los más frecuentes se encuentran los siguientes: 

  • Micción frecuente durante la noche. Las personas con nicturia experimentan una necesidad frecuente de orinar durante la noche, lo que interrumpe su sueño y puede dificultar el volver a conciliarlo. 
  • Dificultad para volver a conciliar el sueño. Después de despertarse para orinar, algunas personas pueden tener dificultades para volver a dormirse. Esto puede resultar en una disminución de la calidad del sueño y una sensación de fatiga durante el día.
  • Fatiga diurna. La interrupción del sueño debido a la nicturia puede provocar una sensación de cansancio y fatiga durante el día. Esto puede afectar el rendimiento diario y disminuir la calidad de vida. 

Diagnóstico de la nicturia 

Para un diagnóstico adecuado de la nicturia, es necesario realizar una serie de pruebas: 

  • Evaluación médica. El urólogo realizará una evaluación médica completa, revisando sus antecedentes de salud y realizando un examen físico. También te hará preguntas sobre los síntomas que presenta y hábitos urinarios. 
  • Diario miccional. Llevar un diario miccional puede proporcionar información útil sobre sus patrones de micción. Anote la cantidad de líquidos que consumes, la cantidad de veces que orina y cualquier otro dato relevante. 
  • Pruebas de laboratorio. Su urólogo puede solicitar pruebas de laboratorio, como análisis de sangre y orina, para descartar otras condiciones médicas subyacentes y evaluar la función renal. 

Tratamientos para la nicturia 

El tratamiento de la nicturia depende de sus causas subyacentes y la gravedad de los síntomas. Algunas opciones terapéuticas más comunes incluyen: 

  • Modificaciones en el estilo de vida. Realizar cambios en el estilo de vida puede ayudar a reducir los síntomas de la nicturia. Estos cambios pueden incluir limitar la ingesta de líquidos antes de acostarse, evitar el consumo de cafeína y alcohol, y vaciar la vejiga antes de dormir. 
  • Medicamentos. En algunos casos, se pueden recetar medicamentos para ayudar a reducir la producción de orina durante la noche o para tratar afecciones médicas subyacentes que contribuyen a la nicturia. 
  • Terapia del comportamiento. La terapia del comportamiento puede ser útil para enseñar técnicas de manejo de la nicturia. Esto puede incluir la programación de horarios regulares para orinar, la restricción de líquidos antes de acostarse y otros enfoques conductuales. 

 Consejos para reducir la nicturia 

Además de los tratamientos médicos, hay una serie de consejos que pueden ayudar a reducir los síntomas de la nicturia: 

  • Limitar el consumo de líquidos antes de acostarse. Reducir la ingesta de líquidos antes de dormir puede disminuir la necesidad de orinar durante la noche. Evite beber grandes cantidades de líquidos, especialmente aquellos que actúan como diuréticos, como el café y el té, antes de acostarte. Además, asegúrese de vaciar la vejiga antes de ir a la cama. 
  • Establecer una rutina de sueño adecuada. Mantener una rutina regular de sueño puede ayudar a entrenar el cuerpo para que descanse adecuadamente durante la noche. Intente acostarse y levantarse a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana. Esto ayudará a regular su reloj interno y promoverá un sueño más profundo y reparador. 
  • Evitar estimulantes y alimentos irritantes. Ciertos alimentos y bebidas pueden actuar como estimulantes y aumentar la frecuencia de la micción durante la noche. Evite el consumo de cafeína y alcohol antes de acostarte, ya que pueden interferir en el sueño y empeorar los síntomas de la nicturia. También es recomendable evitar alimentos irritantes, como aquellos altos en especias o ácidos, que puedan irritar la vejiga. 
  • Realice ejercicios de Kegel. Los ejercicios de Kegel son un excelente método para fortalecer los músculos del suelo pélvico, incluyendo los músculos de la vejiga. Estos ejercicios pueden ayudar a controlar la micción y reducir los síntomas de la nicturia. Para realizarlos, debe contraer los músculos del suelo pélvico como si estuviera intentando detener el flujo de la orina. Mantenga la contracción durante unos segundos y luego relaje. Repita este ejercicio varias veces al día para obtener mejores resultados. 
  • Consulte con un profesional. Si los consejos anteriores no alivian sus síntomas de nicturia, es importante buscar la opinión de un profesional. Un médico especialista en trastornos del sueño o un urólogo podrán evaluar su situación y recomendarle el tratamiento adecuado según su caso particular. Recuerde que cada persona es única y puede requerir enfoques personalizados para tratar la nicturia. 

En conclusión, la nicturia es un trastorno urinario que causa micción frecuente durante la noche. Puede tener un impacto significativo en la calidad de vida y el sueño de una persona. Sin embargo, con el diagnóstico adecuado y los tratamientos adecuados, es posible reducir los síntomas y mejorar la calidad del sueño. Recuerde que cada caso es único, por lo que es importante buscar orientación médica para obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento personalizado.