ROC CLINIC

Liderando la nueva urología

INVESTIGACIÓN

UroLift

El sistema UroLift® es un tratamiento mínimamente invasivo para la Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP) o agrandamiento prostático.

UroLift supone una solución sencilla para tratar la obstrucción, liberando a los pacientes de la medicación continua para la HBP con una rápida recuperación.

Urolift HBP
Reproducir vídeo

Descripción

La mayoría de los hombres que vive con síntomas leves de agrandamiento de la próstata (HBP) toma medicación oral tras el diagnóstico. Sin embargo, estos medicamentos a menudo no proporcionan un alivio adecuado y pueden causar mareos, fatiga y disfunción sexual. La toma de esta medicación no tiene que convertirse en una carga de por vida para estos pacientes con alternativas terapéuticas como el sistema UroLift.

El tratamiento con el sistema UroLift® proporciona un rápido alivio y recuperación a los hombres que viven con los síntomas de un agrandamiento de la próstata. Mediante el uso de implantes colocados en los lóbulos prostáticos, esta terapia provoca una desobstrucción del tracto urinario inferior, persiguiendo dos objetivos: por un lado, aliviar la sintomatología y, por otro, frenar la progresión de la enfermedad y la aparición de complicaciones asociadas.

El sistema UroLift ha demostrado una mejora significativa de la calidad de vida de los pacientes en comparación con la medicación oral, siendo uno de los procedimientos quirúrgicos para la HBP seguro y eficaz, que no causa disfunción eréctil o eyaculatoria.

Este tratamiento emplea la presión que ejercen los implantes colocados en la zona transicional de la próstata para disminuir la presión que esta ejerce sobre la uretra, favoreciendo un canal más amplio para la evacuación de la orina desde la vejiga. El dispositivo de aplicación del tratamiento se introduce a través de la uretra y los implantes se colocan sobre la superficie prostática, quedando un extremo a nivel uretral y el otro a nivel de la cápsula prostática. De esta forma, se consigue comprimir el lóbulo prostático obstructivo como si de una grapa se tratara. Estos implantes se insertan en el tejido prostático, en áreas previamente planificadas de manera individualizada.

El sistema UroLift llega a la Urología como una alternativa de tratamiento en pacientes con sintomatología leve o estadios iniciales que son candidatos a tratamiento médico. En este sentido, se convierte en una potencial alternativa a la medicación, ya sea por decisión propia del paciente que no desee un tratamiento pautado durante años, o por los efectos secundarios o interacciones medicamentosas con su tratamiento habitual que estas pueden ocasionar.

Por tanto, UroLift no es un tratamiento válido para todos los pacientes con HBP sino solo para pacientes estrictamente seleccionados en base a una serie de parámetros personales, clínicos y anatómicos (en todos los casos el tamaño prostático debe tenerse en cuenta, estando indicado en próstatas con un tamaño no superior a 80cc). Es importante, por ello, una evaluación completa por el urólogo especialista en esta terapia con el fin de decidir si es la que proporcionará mejores resultados al paciente o si, por el contrario, debe optar por otras alternativas terapéuticas.

 

Es importante que el urólogo especialista evalúe si esta terapia es adecuada para el paciente o si, por el contrario, debe optar por otras alternativas de tratamiento.

Ventajas del UroLift

  • No provoca disfunción eréctil o eyaculatoria.
  • Es mínimamente invasivo.
  • Tiempo de inactividad mínimo.
  • Resultados duraderos.
  • Alivio rápido de los síntomas y recuperación.
  • Mejora significativa de la calidad de vida.

Desventajas del UroLift

  • Es un procedimiento únicamente válido en pacientes con una afección leve.
  • Como ocurre con cualquier procedimiento médico, los resultados individuales pueden variar.
  • Los efectos secundarios más comunes son de leves a moderados e incluyen dolor o ardor al orinar, sangre en la orina, dolor pélvico, necesidad urgente de orinar y/o la incapacidad de controlar las ganas. La mayoría de estos efectos secundarios desaparecen entre dos y cuatro semanas después del procedimiento.

Actualidad

sobre el UroLift en ROC Clinic

Investigación

Impact of Surgery for Benign Prostatic Hyperplasia on Sexual Function: A Systematic Review and Meta-analysis of Erectile Function and Ejaculatory Function

Nos preguntan

en la consulta sobre UroLift
Los estudios clínicos han demostrado que el tratamiento con el sistema UroLift no provoca nuevos casos sostenidos de disfunción eréctil o eyaculatoria.
Después del tratamiento, los pacientes suelen volver a casa en el mismo día. El tiempo de inactividad tras la intervención es mínimo y muchos pacientes experimentan un alivio de los síntomas en tan sólo dos semanas. Los pacientes pueden tener algunas molestias urinarias durante el periodo de recuperación. Los efectos secundarios más comunes pueden incluir sangre en la orina, algo de dolor o molestia al orinar, un aumento de las ganas de ir al baño y molestias en la pelvis que suelen resolverse entre dos y cuatro semanas después del procedimiento.

Equipo

de la unidad de UroLift

Los medios hablan de Roc Clinic

Equipo Médico de ROC CLINIC. Top 100 médicos FORBES. Líderes de la Nueva Urología, investigación y formación de Urólogos. Tratamientos Pioneros
Reproducir vídeo

Liderando la nueva urología. Liderando la nueva urología. Liderando la nueva urología. Liderando la nueva urología.

Sigue descubriendo