Tener el pene torcido es algo poco habitual. Hay que entender que existen dos causas principales de una incurvación en el pene. Su evolución y el tratamiento variarán en función del motivo.

¿Por qué los hombres tienen el pene torcido?

Existen dos causas principales de pene torcido con diferentes evoluciones, síntomas y tratamiento.

  1. Incurvación de pene congénita o pene combo. La incurvación congénita es la que aparece desde la infancia. El motivo de ésta es el crecimiento menor de una de las estructuras del pene, que puede ser el cuerpo esponjoso -la uretra- o uno de los cuerpos cavernososos. La incurvación se produce porque los cuerpos cavernosos siguen creciendo, mientras que la parte del pene que crece menos tiende a arquearlo. Los hombres con pene combo suelen tener el pene de gran tamaño (o lo desarrollarán al crecer, si son niños).
  2. Enfermedad de Peyronie. Se trata de una fibrosis de la albugínea del pene. Se produce una cicatrización excesiva de esa parte del pene, produciendo retracción del tejido e incurvando el pene. Un 50% de hombres con Peyronie desarrollan un pene torcido de diversa gravedad. La manera de reconocerlo es la aparición de incurvación de pene, habitualmente asociada a dolor leve o moderado en el pene, que se inicia, a veces, tras una relación sexual más intensa.

¿Cómo se diagnostica el pene torcido por enfermedad de Peyronie?

El diagnóstico del pene torcido es sencillo, puesto que suele ser aparente. Sin embargo, hará falta hacer pruebas y entender otros factores a la hora de plantear el mejor tratamiento.

Lo primero que se recomienda es realizar autofotografías del pene en erección completa (también se conoce como Test de Kelami), que deben ser tomadas de arriba-abajo y lateralmente.

El segundo punto es entender la calidad de la erección. Esto es fundamental para plantear el tratamiento, ya que la presencia de una erección de mala calidad limita mucho las opciones de tratamiento no agresivo. Para ello, se pueden usar cuestionarios validados, como este –Erection Hardness Scale– que validamos en nuestro grupo.

En caso de existir una función eréctil poco óptima, será necesario realizar una ecografía peneana con doppler, para entender la función de los vasos sanguíneos y poder plantear un tratamiento no solo de la incurvación sino adicionalmente optimizar la erección.

En función de la evolución (de toda la vida o si aparece en un punto de la edad adulta), podemos separar entre hombres con pene combo o establecer el diagnóstico de enfermedad de Peyronie. Este punto es vital, como comentaré más adelante, a la hora de plantear el tratamiento del pene torcido.

¿Qué hay que hacer si tienes el pene torcido?

La presencia de un pene torcido no implica, per se, la necesidad de tratamiento. De hecho, muchos hombres presentan curvas leves, poco molestas y que no interfieren en su dinámica sexual.

El enfoque de tratamiento varía en función de la causa (pene combo o enfermedad de Peyronie), de la intensidad de la curva y de la calidad de la erección. Para facilitar la comprensión, lo separaremos entre tratamiento del pene combo y del Peyoronie.

Tratamiento de la incurvación congénita de pene

El único tratamiento del pene torcido en esta situación es la cirugía, en caso de que sea necesario mejorar la incurvación. Sin embargo, muchos hombres con pene combo, buena erección y poca repercusión sobre la penetración y el sexo eligen no tratarse.

Generalmente, los hombres con pene combo suelen ser jóvenes, con una función eréctil óptima y una longitud de pene generosa (es una característica de esta enfermedad). Por ello, se trata de hombres con muy buen pronóstico y el resultado, tanto funcional como cosmético, suele ser muy alto.

La cirugía más eficaz y sencilla es la plicatura de pene, con muy buenos resultados en cuanto a corrección de incurvación, aunque con un importante contra: el acortamiento de pene. Hay alternativas para combatir el acortamiento de pene con esta técnica, tanto antes como después de la cirugía.

Existe un procedimiento alternativo que no acorta el tamaño del pene -aunque sí su grosor- que es la rotación de los cuerpos cavernosos. Es un procedimiento más complejo y exige de cirujanos muy entrenados en cirugía genital masculina.

Tratamiento de la enfermedad de Peyronie

El tratamiento del pene torcido por enfermedad de Peryonie hay que diferenciarlo según la fase de la enfermedad -activa o estable- y de la intensidad de la curvatura y la calidad de la erección.

La enfermedad de Peyronie suele afectar a hombres de mayor edad, habitualmente con más factores de riesgo cardiovascular, tratándose, por tanto, de una situación menos óptima a la hora de plantear el tratamiento. Los resultados no suelen ser tan buenos como al reparar una incurvación congénita de pene.

En función de la fase de la enfermedad, tenemos:

Tratamiento del pene torcido en fase activa

El objetivo en este punto es frenar la enfermedad y tratar de evitar su progresión. En esta fase no es recomendable la cirugía. En función de los síntomas de cada persona, el mejor tratamiento será una combinación de medicamentos, extensor de pene y tratamiento con inyecciones intraplaca.

Tratamiento del pene torcido en fase estable

En este momento sí se puede plantear cirugía para corregir la enfermedad. Es importante evaluar la erección, puesto que cuando la erección no es funcional -cuando no conseguimos penetrar- la mejor alternativa a menudo incluye el implante de una prótesis de pene.

Si, por el contrario, la función eréctil es correcta y queremos alinear el pene curvo, se pueden plantear técnicas quirúrgicas como la plicatura o la corporoplastia. Estas cirugías exigen de cirujanos con mucho entrenamiento en este campo para tratar de obtener los mejores resultados y limitar los efectos secundarios (acortamiento, disfunción eréctil).

En resumen, existen dos causas distintas de la incurvación de pene y, antes de plantear el tratamiento, tenemos que identificar cuál de ellas está produciendo el problema. Además, habrá que estudiar la función eréctil del pene con cuestionarios y/o ecografía. Para terminar, será necesario entender la repercusión que está produciendo el pene torcido sobre la vida sexual del hombre, para tener una conversación honesta sobre las mejores opciones de tratamiento.