La estenosis de uretra es una patología no muy común, pero que suele requerir la realización de cirugía. La operación para resolver esta afección es compleja y existen diversas técnicas.

cirugía de la estenosis uretral
Estenosis uretral

Tipos de cirugía de estenosis de uretra

Existen diferentes procedimientos que se indican en distintas situaciones. 

Postoperatorio de cirugía de estenosis uretral

En los tres casos de cirugía de estenosis de uretra, aunque se trata de procedimientos técnicamente complejos, no suelen requerir de ingresos largos. Tras la cirugía, siempre se coloca una sonda vesical, que se suele mantener durante 2 semanas.

Complicaciones de la cirugía uretral

La principal complicación de la cirugía uretral es la reaparición de la estrechez. Ese suele ser el principal problema. 
Adicionalmente, y dado que la sonda vesical es «obligatoria» durante dos semanas tras la operación, existirán complicaciones relacionadas con el catéter. La principal, la infección de orina. La infección urinaria puede producir molestias al orinar, sangrado y aumento de la frecuencia miccional. En ocasiones, se puede complicar con fiebre o sepsis de origen urinario.

Por último, algunas cirugías de estenosis de uretra pueden producir problemas de erección o alteraciones eyaculatorias.

Dada la complejidad de la estenosis de uretra y su cirugía, es muy recomendable que toda la cirugía de esta enfermedad la realicen urólogos con mucha experiencia en cirugía uretral y reconstructiva para poder optimizar los resultados de la intervención y personalizar al máximo la indicación quirúrgica.