Cistitis Síntomas y Causas
Cistitis Síntomas y Causas

Aunque la causa más común de la cistitis es la infección, existen otras que pueden producirla. En función de las causas, los síntomas de la cistitis pueden ser diferentes.

Por otro lado, es importante distinguir entre cistitis en hombres y en mujeres, puesto que lógicamente los síntomas de la infección de orina son algo distintos en ambos sexos.

Los principales síntomas de la cistitis:

  1. Dolor al orinar. Se manifiesta como sensación de dolor o escozor con la micción, y algunos pacientes lo explican como sensación de “orinar cristales”.
  2. Dificultad para orinar. Técnicamente se llama estranguria, y es la sensación de que el inicio de la micción es difícil y poco natural.
  3. Frecuencia miccional. Se divide entre frecuencia miccional diurna y nocturna. Es importante apuntar que el número de micciones normales durante el día es hasta 8, mientras que por la noche no deberíamos despertarnos para orinar. Aunque la frecuencia miccional diurna es molesta, especialmente la frecuencia nocturna es la que más altera la calidad de vida, puesto que fragmenta el sueño y hace que nos levantemos cansados.
  4. Hematuria. Significa sangre en la orina. Es un síntoma que suele alarmar mucho a las personas que lo presentan pero, en el contexto de la cistitis, no suele revestir gravedad. De manera genérica, cualquier hematuria debe estudiarse, pero si existe inflamación de la vejiga, la hematuria no añade gravedad al cuadro.
  5. Sensación de evacuación incompleta o tenesmo vesical. Cuando terminamos de orinar tenemos la sensación de que nos queda orina en la vejiga, aunque esa sensación es errónea, puesto que el vaciado es completo.
  6. La fiebre NO es un síntoma de cistitis simple y debe ser considerado como criterio de complicación.

Síntomas de la cistitis en mujeres:

Los síntomas de infección de orina en mujeres son los mencionados anteriormente. Dado que las mujeres presentan infecciones de orina de manera muy común, algunas mujeres pueden predecir que van a tener una infección de orina de manera muy precoz, con muy pocos síntomas.

Es importante apuntar que, aunque la cistitis por infección de orina es algo muy común, las mujeres pueden desarrollar complicaciones potencialmente graves. Por tanto, la presencia de fiebre, escalofríos o dolor lumbar son criterios de consulta a un servicio de urgencias.

Síntomas de la cistitis en hombres:

Los hombres cuando tienen cistitis a menudo asocian síntomas de la próstata o la uretra. Por tanto, es común que a los síntomas mencionados anteriormente se unan alteraciones de la eyaculación (dolor con la eyaculación y el orgasmo, eyaculación precoz, ausencia de eyaculación), la erección (disfunción eréctil) o síntomas de la próstata.

Los síntomas que produce la prostatitis son variados y poco específicos. Es por ello que se trata de un cuadro difícil de diagnosticar. Entre los síntomas que encontramos en la prostatitis puede haber:

  1. Dolor en el recto.
  2. Molestias o dolor en el periné.
  3. Sensación de dolor o incomidad al sentarnos sobre una superficie dura.
  4. Dolor abdominal bajo.
  5. Fiebre. Igual que en caso de la cistitis en mujeres, la fiebre es un criterio de consulta con un servicio de urgencias.
  6. Dolor al defecar.

Causas de la cistitis:

Las principales causas de la cistitis son muy variables de hombre a mujer, en función del momento de la vida y de la existencia de procedimientos intervencionistas. Por ello, es fundamental una historia clínica detallada para entender el ritmo, los desencadenantes y los síntomas que se están produciendo. 

Causas de cistitis en mujeres:

Las principales causas de la cistitis en mujeres operan durante toda la vida. Especialmente respecto a la infección de orina, ésta es una entidad que puede producirse desde la edad infantil hasta la geriátrica, mientras que la cistitis intersticial ocurre en mujeres adultas.

  1. La infección de orina o infección del tracto urinario (urinary tract infections o UTI en inglés). La principal causante de infección del tracto urinario es la bacteria escherichia coli, tanto en hombres como en mujeres, a cualquier edad y en cualquier situación. las mujeres son muy propensas a contraer infección del tracto urinario después de mantener relaciones sexuales. En algunas ocasiones, algunas mujeres pueden relacionar la presencia de infección del tracto urinario con algunas fases del ciclo menstrual. La menopausia también aumenta el riesgo de padecer infecciones urinarias. Muchas mujeres son propensas a contraer infecciones de orina, y habitualmente no revisten gravedad. En mujeres sanas con baja frecuencia de episodios de cistitis, en ocasiones puede ser suficiente la administración de una sola dosis de antibiótico, mientras que en mujeres con alta frecuencia de infecciones puede ser necesaria la profilaxis (arándano rojo americano) y utilizar tratamientos antibióticos de larga duración. Tiene aquí más información sobre el tratamiento de las infecciones de orina.
  2. Cististis intersticial. Es más común en mujeres y está relacionada con el dolor pélvico crónico. Se trata de una inflamación de la vejiga de causa no infecciosa que cursa de manera crónica, y que no tiene tratamiento específico.

Causas de cistitis en hombres:

Las principales causas de cistitis en hombres suceden en hombres a partir de los 60 años, que es cuando suelen aparecer con más frecuencia los problemas de próstata.

  1. La infección del tracto urinario en hombres se producen en niños pequeños con la misma frecuencia que en niñas. Sin embargo, los hombres adultos no suelen presentar infecciones de orina hasta que empiezan los problemas de próstata, pasada la 6ª década de vida. En esa situación, las cistitis suelen ser consecuencia de la misma bacteria -escherichia coli- que afecta a las mujeres. De manera destacable, una cistitis infecciosa en hombres siempre se considera complicada y suele exigir estudio.
  2. Cistitis post radioterapia o cistitis rádica. El tratamiento de algunos tumores pélvicos (próstata, recto y vejiga, todos ellos más frecuentes en hombres que en mujeres) exige la administración de radioterapia. a pesar de los grandes avances en radioterapia durante las últimas décadas, un efecto secundario es la inflamación de la vejiga debido a la radiación. La cistitis rádica produce un cuadro parecido a la cistitis intersticial, que se caracteriza por episodios de dolor, frecuencia miccional y hematuria. 

¿Qué hacer si sospecha que tiene cistitis?

En primer lugar, debemos descartar que se trate de una urgencia. Por eso, si tiene fiebre o escalofríos, debería consultar con un servicio de urgencias. Si no es así, nuestro consejo es que toda infección de orina exige estudio y realización de un cultivo de orina. Algunas mujeres con infecciones de orina de repetición pueden estar exentas de este paso, pero la gran mayoría de personas deberían acudir al médico para descartar que se trate de algo grave y recoger un cultivo de orina antes de iniciar el tratamiento.

En segundo lugar, debemos tratar de averiguar la causa de la infección de orina. Este es un paso obligado en el caso de los hombres, que suele conducir a un chequeo prostático y la realización de una ecografía renovesicoprostática.

En mujeres con infecciones de orina aisladas y sin criterios de complicación, en ocasiones no es necesario realizar estudio. Sin embargo, cuando las infecciones de orina se vuelven más frecuentes, también será necesario realiza estudio ecográfico.

Finalmente, puede consultar más información sobre este tema es las guías europeas de urología.