Las instilaciones intravesicales son un tratamiento utilizado en urología, principalmente, para casos de cáncer de vejiga. A continuación, explicaremos en qué consiste, en qué casos se aplica, cómo se aplica y los posibles efectos adversos.

¿En qué consisten las instilaciones vesicales?

Instilación vesical

Es un procedimiento que consiste en introducir directamente, con ayuda de una sonda, un medicamento en la vejiga a través de la uretra. El fármaco elegido y el esquema de administración se establecen en base al riesgo de recaída y progresión del tumor.

Según afirma el Dr. Félix Guerrero Ramos, urólogo responsable de la Unidad de Uro-Oncología de ROC Clinic, es importante tener en cuenta que “los pacientes que con estos tumores tienen que someterse a tratamientos y revisiones frecuentes a lo largo de muchos años debido a que, aún diagnosticados y operados de forma temprana, estos tumores reaparecen hasta en un 80% de los casos y, con menor frecuencia, pueden progresar a estadios más avanzados”.

Se aplican dos tipos de tratamientos de cáncer de vejiga dependiendo del grupo de riesgo en el que se encuadre el tumor:

  1. Inmunoterapia: se emplea el bacilo de Calmette-Guérin (BCG), una variante de la bacteria Mycobacterium bovis atenuada, similar a la vacuna de la tuberculosis. Esta alternativa se suele emplear en algunos casos de riesgo intermedio y en los de alto riesgo. Tiene la capacidad de reducir la posibilidad de recaída de estos tumores con mayor eficacia que la quimioterapia, pero con más toxicidad que esta. Tiene un mecanismo de acción dual: de forma directa mediante toxicidad sobre las paredes vesicales y de forma sistémica mediante una modulación del sistema inmunológico.
  2. Quimioterapia: se aplica mitomicina C (MMC) en casos de riesgo bajo y algunos de riesgo intermedio. El mecanismo de acción en este caso es la toxicidad directa sobre las células de las paredes vesicales. En algunos casos también se administra unas horas después de la cirugía del cáncer de vejiga para eliminar las posibles células tumorales que queden “flotando” en el interior de la misma tras la resección del tumor.
  3. Otras alternativas: en la actualidad se están investigando un gran número de nuevas alternativas de tratamiento intravesical en el seno de ensayos clínicos. Estas incluyen tanto nuevos fármacos (quimioterapia, inmunoterapia, agentes dirigidos a determinadas mutaciones) como los fármacos ya existentes administrados mediante nuevas formulaciones y vehículos de administración.

Es importante resaltar que estos tratamientos solamente tienen utilidad en estadios de la enfermedad en los que la base del tumor no ha profundizado a la capa muscular de la vejiga. Además, cuando se determina que el tumor es de bajo riesgo, en muchos casos no es necesario aplicar estos tratamientos. En cualquier caso, la aplicación de los medicamentos de manera oportuna y adecuada reduce la posibilidad de recaída de los tumores vejiga.

¿Cuál es la pauta a seguir en las instilaciones vesicales?

Por lo general, son necesarias varias instilaciones. La cantidad de medicamento y la frecuencia deberá ser precisada por el urólogo. Estos tratamientos se realizan de manera ambulatoria y en general comprenden un periodo más intensivo (inducción) y otro de mantenimiento.

En ningún caso es necesaria la aplicación de anestesia general o intrarraquídea. Solo se emplean geles lubricantes que contienen algún anestésico local para facilitar el proceso de sondaje y hacerlo menos molesto. Con la ayuda de una jeringuilla se introduce el fármaco a través de la sonda, que es retirada tras la administración, dejando que el tratamiento actúe.

Normalmente, el paciente puede marchar a su domicilio una vez finalizado el proceso de administración del medicamento. Pero es importante que siga las siguientes recomendaciones:

Recomendaciones posteriores a la aplicación de las instilaciones vesicales

Cumplido el tiempo inicial, el paciente empezará a orinar tomando en cuenta una serie de recomendaciones:

Posibles efectos adversos de las instilaciones vesicales

Por lo general las instilaciones vesicales son bien toleradas por los pacientes y los efectos secundarios que pueden aparecer son leves y desaparecen espontáneamente. En pocas ocasiones puede llegar a ser necesario suministrar algún tratamiento para aliviar estos síntomas. Por lo general puede observarse: