ROC CLINIC

Liderando la nueva urología

INVESTIGACIÓN

Robot Hugo

El sistema robótico “Hugo RAS” se emplea en Urología para llevar a cabo una amplia gama de procedimientos quirúrgicos mínimamente invasivos.

El diseño modular del robot Hugo con varios cuadrantes permite utilizar los diferentes brazos de manera independiente así como adaptarse al espacio del quirófano y a las necesidades de cada procedimiento.

Hugo RAs
Reproducir vídeo

Nuestra experiencia

con Robot Hugo

Desde que el sistema de cirugía robótica (RAS) Hugo de Medtronic recibió el  el marcado CE (Conformité Européenne) en octubre de 2021 para procedimientos urológicos y ginecológicos, en ROC Clinic apostamos por esta tecnología incorporándola a nuestro arsenal quirúrgico.

Esta adquisición nos posiciona como pioneros en cirugía robótica a nivel nacional e internacional, permitiéndonos tener una mayor polivalencia y una mayor versatilidad a la hora de diseñar tratamientos personalizados para nuestros paciente.

A pesar de que la cirugía robótica ofrece a los pacientes los beneficios de la cirugía mínimamente invasiva, tan solo alrededor del 3% de las cirugías a nivel mundial se realizan con robot. Nuestro equipo ha pasado por los programas de formación necesarios para acreditarnos en el uso de Hugo para las cirugías que así lo requieran.

+ 0
centro pionero en adquirir el robot Hugo RAS en España.
Acreditados en el uso de Hugo para cirugías mínimamente invasivas.
Pioneros en cirugía robótica a nivel nacional e internacional.

Descripción

El robot Hugo RAS, de Medtronic, combina instrumentos de muñeca, visualización en 3D y grabación de vídeos quirúrgicos basado en la nube para poder registrar los procedimientos de forma segura y recopilar datos para su análisis y mejora de la técnica quirúrgica. Asimismo, la consola del cirujano es abierta, agilizando la comunicación del equipo y maximizando su comodidad.

En Urología, el sistema robotizado Hugo RAS permite abordar cirugías para tratar las siguientes patologías oncológicas y funcionales:

  • Cáncer de próstata, donde la seguridad y precisión del robot evitan efectos secundarios como incontinencia urinaria o disfunción eréctil. Hugo permite la extirpación total del tumor preservando los resultados funcionales.
  • Cáncer de vejiga que precise extirpación del órgano y la reconstrucción del tracto urinario mediante una nueva vejiga o, cuando esto no sea posible, hacer un conducto para poder exteriorizar la orina de los riñones
  • Cáncer de riñón que exija la extirpación total o parcial del órgano.
  • Escisión de los ganglios linfáticos del abdomen en pacientes que lo precisen a consecuencia de tumores testiculares u otros tumores del retroperitoneo.
  • Estenosis de uretra.
  • Corregir patologías funcionales como la dilatación de la pelvis renal y el consiguiente deterioro de la función renal, o el prolapso de la vejiga a través de la vagina.
El robot Hugo cuenta con sofisticados avances en el campo de la robótica, con un novedosos sistema en los mandos de los instrumentos de muñeca, una consola abierta que facilita la comunicación del cirujano con su equipo o una pantalla 4k en 3D que aporta una mayor definición y precisión de visión con una gran capacidad de diferenciación del los tejidos y estructuras en el campo quirúrgico, proporciona una mayor seguridad para el paciente con las ventajas otorgadas por la cirugía robótica ventajas como la disminución del dolor postoperatorio, menor necesidad de transfusión de sangre, reducción de estancia hospitalaria y reincorporación precoz a las actividades cotidianas.

Ventajas del Robot Hugo

  • Mínimamente invasiva.
  • Menor sangrado.
  • Menor riesgo de complicaciones en la operación.
  • Mayor precisión quirúrgica.
  • Mejores resultados funcionales.
  • Reducción de estancia hospitalaria.
  • Mejor y más rápida recuperación.
  • Reincorporación más rápida a la actividad cotidiana.

Actualidad

sobre el Robot Hugo en ROC Clinic

Nos preguntan

en la consulta sobre Robot Hugo
El rejuvenecimiento vaginal con láser CO2 consigue resultados desde la primera aplicación, alcanzando su máxima efectividad a las 4 semanas de la tercera aplicación. Numerosos estudios demuestran beneficios hasta 12-18 meses tras el tratamiento. Si es necesario, se pueden realizar sesiones de recordatorio.
Las verrugas genitales no solo se contagian por penetración vaginal o anal, sino también por contacto con otras zonas infectadas. Al ser una infección que se transmite por el contacto sexual, el preservativo no protege al 100% , ya que no cubre todas las superficies y existe el riesgo de transmisión por contacto previo a la colocación del preservativo. Otra forma de prevenir la infección es la vacunación contra el virus del papiloma humano (vacuna cuatrivalente), efectiva sobre todo antes de iniciar la actividad sexual.
Un bebé cuya madre presenta la infección puede desarrollar, aunque en raras ocasiones, verrugas en la garganta (papilomatosis laríngea). Aunque es poco común, es una condición potencialmente mortal para el niño o niña que requiere, frecuentemente, cirugía láser para evitar obstrucciones en los conductos respiratorios.
Las mujeres con verrugas genitales deben someterse también a un examen para detectar posibles verrugas en el cuello uterino. Hay evidencia de que la infección por el VPH puede causar cáncer cervicouterino. Debe consultar adicionalmente al ginecólogo para realizarse una citología cervical (test de Papanicolau) para descartar precozmente patologías como el cáncer de cuello uterino.

Equipo

de la unidad de Robot Hugo