Tratamiento
Déficit de Testosterona

Tratamiento del Déficit de Testosterona o hipogonadismo.

Administración de testosterona en forma de gel o inyectables con el objetivo de que los niveles de esta hormona vuelvan a la normalidad.

Tratamiento

El déficit de testosterona se puede tratar mediante terapia de reemplazo de testosterona que consiste en administrar esta hormona a través de gel o inyectable para que niveles de testosterona vuelvan a la normalidad.

Dado que la testosterona actúa en múltiples niveles del organismo, es necesario realizar supervisiones periódicas por un andrólogo para evitar efectos secundarios indeseados. Por esta misma razón, habitualmente se inicia el tratamiento con fórmulas que tengan una vida media corta como el gel tópico y, si no se observan alteraciones relevantes, se pasa a fórmulas de media-larga vida como la inyección de testosterona, que aporta niveles muy estables y favorece la adherencia al tratamiento, ya que solo son necesarias cuatro inyecciones al año.

El seguimiento del paciente se realiza a los 3, 6 y 12 meses desde el inicio del tratamiento. En cada visita se analiza la evolución clínica (deseo sexual, erección, estado de ánimo, masa muscular, peso), junto con una analítica de sangre que descarte las principales complicaciones (determinación de PSA, hemograma, bioquímica con perfil hepático, testosterona, SHBG). Asimismo, tanto en el momento de realizar el diagnóstico como durante el seguimiento, es aconsejable realizar una determinación de densidad mineral ósea.

La medicación puede ayudar a contrarrestar los síntomas, consiguiendo:

  • Aumento del deseo sexual
  • Aumento de la energía
  • Aumento del vello
  • Aumento de masa muscular
  • Aumento de la densidad ósea
  • Aumento de la capacidad congnitiva.

A nivel cognitivo es donde más rápido se suele apreciar una mejoría se los síntomas. El estado de ánimo, la sensación de vigor y el deseo sexual suelen responder relativamente deprisa. Asimismo, los estudios demuestran que el tratamiento crónico con testosterona mejora la masa muscular aumentando la fuerza, disminuye la masa grasa limitando el sobrepeso y la obesidad y mejora algunos parámetros de densidad mineral ósea.

Para los hombres mayores con niveles bajos de testosterona, los beneficios del reemplazo de testosterona son menos claros. En hombres de mediana edad, es posible que el tratamiento requiera de un periodo largo hasta empezar a apreciar signos positivos: los resultados pueden tardar en apreciarse entre 3 y 12 meses, en función del síntoma o síntomas a mejorar. Es aconsejable mantener el tratamiento durante un mínimo de 6-12 meses antes de plantearse su interrupción.

Habitualmente, el síndrome de déficit de testosterona en el adulto tiene relación con el síndrome metabólico como obesidad, hipertensión arterial, diabetes e hipercolesterolemia. Por ello, es esencial no solo tratar esta enfermedad sino también sus causas con una dieta saludable y ejercicio físico.

Varios estudios científicos demuestran que la suplementación de testosterona asociada al ejercicio físico y la dieta son una mejor estrategia que el uso de testosterona aislado o la prescripción de dieta y ejercicio físico aislado, por lo que recomendamos la estrategia combinada.

Posibles efectos secundarios

Los efectos secundarios son poco comunes:

  • Dermatitis (con las preparaciones en gel)
  • Elevación del hematocrito (volumen de glóbulos rojos en sangre)
  • Aumento de las transaminasas
  • En caso de sobredosificación, ansiedad y alteraciones del sueño.

El tratamiento con testosterona tiene un impacto sobre la fertilidad, ya que induce el cese de la producción de espermatozoides mediante feedback negativo sobre el eje hipotálamo hipofisario gonadal. Esta parada de la espermatogénesis es habitualmente transitoria, aunque no en todos los casos. Por ello es capital determinar el deseo de descendencia de los hombres con niveles bajos de testosterona. En caso de desear descendencia, existen alternativas como el uso de clomifeno o la aplicación del tratamiento con testosterona con el posterior reinicio el eje hipotálamo hipofisario con BCHG en el momento de buscar fecundación.

Comúnmente se ha malinterpretado una relación entre la suplementación con testosterona y un potencial empeoramiento de los problemas de próstata o incluso el desarrollo de una neoplasia prostática. La evidencia científica demuestra que el reemplazo de testosterona no empeora de ningún modo la dinámica miccional, ni está relacionado con el “despertar” de un tumor de próstata.

Descubre más sobre
Déficit de Testosterona

Actualidad
de ROC Clinic en Déficit de Testosterona

Investigación

Initial experience with thulium fiber laser for prostate enucleation: Analysis of the intraoperative and short-term outcomes in a prospective, multicenter cohort

Nos preguntan
en la Consulta

¿La testosterona solo es importante para atletas y para ganar músculo?

No. La testosterona es una hormona esencial para la salud del hombre, que influye en la mineralización ósea, la masa muscular, la vida sexual y evitar la obesidad y la diabetes.

¿Puedo tener un problema sexual por tener la testosterona baja?

Sí. Los hombres con testosterona baja tienen más riesgo de bajo deseo sexual y problemas de erección. Algunos estudios también apuntan a que la testosterona baja podría aumentar el riesgo de incurvación de pene.

¿Cómo puedo saber si tengo baja la testosterona?

Es muy fácil. Con un análisis de sangre (en ayunas y por la mañana) podremos estudiar el estado del eje hormonal que regula la testosterona y los andrógenos.

¿Qué ocurre si tomo testosterona sin necesitarla?

No es recomendable. Eso hará que dejes de producir testosterona por ti mismo y que dependas de la medicación. Si necesitas testosterona, es un medicamento muy seguro y eficaz; pero tomarla sin necesitarlo es un error.

Ver más preguntas

Equipo
de la unidad de Déficit de Testosterona

Dr. Eduard García Cruz

Dr. Eduard García Cruz

VER PERFIL

Los medios hablan
de Roc Clinic
Doctor Romero
Contacta por Whatsapp