Tratamientos y Tecnología
Vejiga Hiperactiva

Los tratamientos más pioneros para la vejiga hiperactiva que mejorarán tu calidad de vida.

Para combatir los síntomas de la vejiga hiperactiva, se debe empezar por probar cambios de hábito como: modificación de la dieta, estrategias de micción programada, técnicas de contención de la vejiga utilizando los músculos del suelo pélvico. Si estas pautas no ayudan lo suficiente, un médico puede evaluar si existe alguna causa específica y pautar el tratamiento adecuado.

Tratamientos y Tecnología

Modificación de la conducta

Como primera medida para tratar la vejiga hiperactiva se recomienda realizar un programa de modificación de la conducta que incluya pautas higiénico-dietéticas.

Estos pueden adaptarse a las necesidades y capacidades de los pacientes. En la mayoría de los casos son eficaces y no se asocian a los efectos adversos, pero es necesaria la participación activa del paciente:

  • Control del peso corporal para alcanzar y mantener un peso saludable: la pérdida de peso puede aliviar los síntomas de vejiga hiperactiva y ayudarte a controlar la incontinencia urinaria si se tuviera.
  • Control de la ingesta de líquidos: reducir la ingesta de líquidos controlada puede reducir la frecuencia y urgencia asociadas a la vejiga hiperactiva. Se recomienda que las causas de la elevada ingesta de líquidos sean estudiadas en la historia clínica del paciente sin perder de vista que la restricción de la ingesta de líquidos puede producir efectos indeseados como infección del tracto urinario, deshidratación o estreñimiento.
  • Reducción del consumo de cafeína.
  • Tratamiento del estreñimiento en adultos en caso de que sea necesario. Es aconsejable en aquellos casos en los que exista incontinencia urinaria.
  • Abandono del tabaco.
  • Pautas miccionales programadas: establecer un cronograma para ir al baño, por ejemplo, cada dos a cuatro horas, para acostumbrarte a orinar a los mismos horarios todos los días en vez de esperar a sentir la necesidad urgente de orinar.
  • Entrenamiento vesical: El entrenamiento de la vejiga implica contener los deseos de orinar cuando se siente la necesidad. Se debe comenzar por contener la orina durante periodos breves (2-5 minutos desde que aparece el deseo), e incrementar progresivamente el tiempo, con la intención de alcanzar orinar cada dos horas. Esto solo es posible si puedes tensar (contraer) los músculos del piso pélvico correctamente.
  • Ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos del suelo pélvico y el esfínter urinario. Al fortalecerse, permiten detener las contracciones involuntarias de la vejiga. Los beneficios de estos ejercicios dependerán de la regularidad con el que los realices.

En caso necesario, las anteriores pautas pueden combinarse con tratamiento farmacológico.

Medicamentos

Los medicamentos que relajan la vejiga pueden ser útiles para aliviar los síntomas de vejiga hiperactiva y reducir los episodios de incontinencia urinaria por urgencia: mirabegron, solifenacina, fesoterodina, desfesoterodina, tolterodina, oxibutinina, trospium.

Estos medicamentos pueden tener efectos secundarios como sequedad en ojos y boca (beber agua para calmar la sed puede agravar los síntomas de la vejiga hiperactiva) o estreñimiento (puede agravar los síntomas de la vejiga). Las presentaciones de liberación prolongada de estos medicamentos, como parches cutáneos o gel, pueden tener menos efectos secundarios.

El médico puede recomendar beber a sorbos pequeñas cantidades de agua, chupar un caramelo sin azúcar o masticar chicle sin azúcar para aliviar la sequedad de la boca, así como gotas en los ojos para mantenerlos húmedos. Para evitar el estreñimiento, el médico puede recomendarte una dieta rica en fibras o ablandadores de heces.

Por otro lado, a las mujeres con menopausia se les puede pautar estrógenos vaginales generalmente de forma tópica para ayudar a fortalecer los músculos y tejidos de la uretra y el área vaginal, mejorando notablemente los síntomas de la vejiga hiperactiva.

Inyecciones toxina onabotulínica tipo A

La toxina onabotulínica tipo A, también conocida como «bótox», es una proteína de las bacterias que ocasionan el botulismo. Esta proteína, utilizada en dosis pequeñas que se inyectan directamente en los tejidos de la vejiga para relajar los músculos.

Los efectos suelen durar seis meses o más, haciendo necesario repetir las inyecciones. Sus efectos secundarios pueden conllevar infecciones de las vías urinarias y retención de orina. Si estás considerando la posibilidad de someterte a tratamiento con bótox, debes poder cateterizarte y estar dispuesto a hacerlo en caso de que se produzca retención urinaria.

Estimulación nerviosa

En casos que no responde a otros tratamientos puede plantearse neromodulación nerviosa.  Entre ellas, se incluye la estimulación del nervio tibial posterior que se realiza  de forma percutánea. Para ello se coloca una aguja fina a través de la piel cerca del tobillo para enviar la estimulación eléctrica de un nervio de la pierna (nervio tibial) a la columna vertebral, donde se conecta con los nervios que controlan la vejiga. Otra alternativa es la colocación de un neuromodulador de raíces sacras.

Cateterismo intermitente

Si el paciente no puede vaciar la vejiga por completo, el uso periódico de un catéter para vaciarla le ayuda a hacer lo que no puede hacer por sí misma. El médico tendrá que indicar si este método es adecuado para cada caso.

Descubre más sobre
Vejiga Hiperactiva

Actualidad
de ROC Clinic en Vejiga Hiperactiva

Investigación

Cirugía laparoscópica combinada para el tratamiento del prolapso de órganos pélvicos y la incontinencia urinaria recurrente

Nos preguntan
en la Consulta

¿Tiene que ver la incontinencia por vejiga hiperactiva con la edad?

La vejiga hiperactiva, a diferencia de la incontinencia urinaria de esfuerzo, no tiene un componente tan marcado con la edad, por lo que aparece también en personas jóvenes.

¿Son los ejercicios de Kegel del suelo pélvico eficaces en la vejiga hiperactiva?

La vejiga hiperactiva se relaciona con contracciones involuntarias de músculo vesical, por lo que los ejercicios de rehabilitación van focalizados hacia la vejiga.

Me han dicho que tengo vejiga hiperactiva, ¿tengo que operarme de la próstata?

Los hombres también tienen síntomas de vejiga hiperactiva y debe plantearse tratamiento específico para ello.

¿Cómo se trata la vejiga hiperactiva?

Además de medidas higiénico-dietéticas, existen fármacos orales y en parches específicos para el tratamiento de la vejiga hiperactiva. El uso de toxina botulínica también es útil para manejar la vejiga hiperactiva.

Ver más preguntas

Equipo
de la unidad de Tratamientos y Tecnología

Dr. Guillermo Celada Luis

Dr. Guillermo Celada Luis

VER PERFIL

Dr. David Carracedo Calvo

Dr. David Carracedo Calvo

VER PERFIL

Dr. José Medina Polo

Dr. José Medina Polo

VER PERFIL

Dra. María Dolores Sánchez Gallego

Dra. María Dolores Sánchez Gallego

VER PERFIL

Dra. Clara Sánchez Guerrero

Dra. Clara Sánchez Guerrero

VER PERFIL

Los medios hablan
de Roc Clinic
Doctor Romero

Liderando la nueva urología. Liderando la nueva urología. Liderando la nueva urología.

Logo de ROC Clinic Urología Médico Quirúrgica
Contacta por Whatsapp