ROC CLINIC

Liderando la nueva urología

INVESTIGACIÓN

TRATAMIENTO

Síntomas y causas

Síntomas y causas Cáncer de vejiga

El síntoma más habitual es el sangrado en la orina.

La presencia de sangre en la orina por sí misma no confirma la existencia de cáncer de vejiga, ya que existen muchas otras causas de sangrado. Es necesario realizar las pruebas diagnósticas precisas que lo confirmen para aplicar el tratamiento adecuado.

Síntomas
y causas

Diagnóstico

Tratamientos
y Tecnología

Resultados y
Calidad de vida

Síntomas de Cáncer de vejiga

El síntoma más común del cáncer de vejiga es la hematuria, es decir, el sangrado en la orina. Esta puede ser macroscópica, perceptible a la vista, o microscópica, detectable únicamente en una analítica de orina.

Otros síntomas que pueden venir derivados del cáncer de vejiga son: mayor frecuencia de micción, escozor, sensación de ardor al orinar o cualquier otro tipo de problemas o cambios en la dinámica miccional. Ante la aparición de cualquiera de estos síntomas es recomendable consultar con su médico o urólogo.

Cuando el cáncer de vejiga se presenta en etapas más avanzadas o con diseminación a otros órganos, pueden aparecer otros síntomas como dolor abdominal, masa abdominal palpable, pérdida de apetito y peso, cansancio y debilidad, dolor de espalda o retención de orina.

La presencia de hematuria (sangre en la orina) por sí misma no confirma la existencia de cáncer de vejiga, ya que existen muchas otras causas de sangrado como puede ser una infección de las vías urinarias. Pero siempre que aparece hematuria hay que descartar la presencia de un cáncer de vejiga (por la potencial gravedad del mismo), mediante la realización de algunos estudios que determinen si se confirma el diagnóstico de cáncer de vejiga o se trata de otra patología.

Causas de Cáncer de vejiga

La edad, el tabaco y la exposición a pinturas industriales y tintes son las principales causas del cáncer de vejiga. Además, pacientes que llevan sondajes crónicos o con litiasis pueden tener una incidencia incrementada de cáncer de vejiga del subtipo escamoso debido a la presencia de cuerpo extraño en el interior de la vejiga.

  • La edad: el cáncer de vejiga es más frecuente en personas a partir de los 50 o 60 años, aunque también existen casos en gente más joven.
  • El tabaco: es el causante del 50% de los casos de cáncer de vejiga, tanto en hombres como en mujeres. La probabilidad de que una persona fumadora padezca cáncer de vejiga es al menos el triple que la que tienen los no fumadores.
  • Aspectos ambientales y ocupacionales: existen determinadas sustancias químicas industriales que se vinculan al cáncer de vejiga como, por ejemplo, las aminas aromáticas que se usan en algunas industrias de colorantes. Las personas expuestas a la fabricación de goma, cuero, textiles, pinturas y tintes tienen mayor riesgo de padecer este cáncer.

Así, si se conjugan las dos situaciones, ser fumador y estar expuesto a este tipo de sustancias por trabajo, el riesgo de padecer cáncer de vejiga es especialmente alto.

  • Irritación e infección crónica de la vejiga: Las infecciones urinarias, los cálculos renales y en la vejiga, los catéteres de vejiga usados por largo periodo de tiempo, así como otras causas de irritación crónica de la vejiga, se han asociado al cáncer de vejiga del subtipo escamoso.
  • Por otro lado, la esquistosomiasis, una infección con parasito que puede penetrar la vejiga, también supone un factor de riesgo para el cáncer de vejiga del subtipo escamoso, principalmente en países donde este parásito es común: África y Oriente Medio, sobre todo.
  • Asimismo, el uso prolongado del medicamento de quimioterapia ciclofosfamida (Cytoxan®) puede irritar la vejiga y aumentar el riesgo de cáncer de vejiga. A las personas que toman este medicamento se les pide que beban mucha agua para ayudar a proteger la vejiga de la irritación.
  • Las personas que reciben tratamientos con radiación a la pelvis tienen más probabilidades de padecer cáncer de vejiga.
  • No beber suficiente líquido: las personas que no beben suficiente líquido a diario, especialmente agua, pueden desarrollar cáncer de vejiga con mayor probabilidad, posiblemente porque vacían su vejiga con menor frecuencia haciendo que algunas sustancias químicas permanezcan más tiempo en su interior.
  • La raza: aunque no se conocen las razones en profundidad, las personas de raza blanca son más propensas a padecer cáncer de vejiga que las personas de raza negra.
  • Antecedentes familiares y genética: las personas con algún familiar con cáncer de vejiga tienen mayor riesgo de padecer la enfermedad. Puede que compartan cambios en algunos genes (como GST y NAT) que dificultan la descomposición de ciertas toxinas.
  • Por otro lado, un número pequeño de personas hereda algún síndrome genético que aumenta su riesgo de cáncer de vejiga. Este puede ser:

.- Mutación del gen de retinoblastoma (RB1) puede aumentar el riesgo de cáncer de vejiga.

.- Enfermedad de Cowden, causada por mutaciones en el gen PTEN, también puede aumentar la probabilidad de padecer cáncer de vejiga.

.- Síndrome de Lynch, también conocido como cáncer colorrectal hereditario no poliposo o HNPCC, pueden aumentar el riesgo de desarrollar un cáncer de vejiga, así como de otros cánceres del tracto urinario.

Descubre más sobre

Cáncer de vejiga

Diagnóstico de Cáncer de vejiga

Tratamientos y Tecnologíade Cáncer de vejiga

Resultados y Calidad de vida Cáncer de vejiga

Actualidad

de ROC Clinic en Cáncer de vejiga

Tecnología

Cistectomia radical mediante cirugía robotica Da Vinci para una máxima precisión y mínima agresividad.  

Investigación

Cáncer de vejiga. A Phase 3, Multi-center, Randomized Study Evaluating Efficacy of TAR-200 in Combination With Cetrelimab Versus Concurrent Chemoradiotherapy in Participants With Muscle-Invasive Urothelial Carcinoma (MIBC) of the Bladder who are not Receiving Radical Cystectomy.

Docencia

Formación sobre las controversias en tumor vesical no músculo invasivo y de vía urinaria alta, de la mano del Dr. Félix  Guerrero Ramos en la AEU 

Nos preguntan

en la consulta sobre Cáncer de vejiga
La edad, el tabaco y la exposición a pinturas industriales y tintes. Además, pacientes que llevan sondajes crónicos o con litiasis pueden tener una incidencia incrementada de cáncer de vejiga del subtipo escamoso que se produce por un cuerpo extraño en el interior de la vejiga.
Hay que vivir con él. Sí es cierto que se puede operar, pero en el futuro puede reaparecer y por tanto hay que someterse a revisiones para atajarlo a tiempo. La clave está en tenerlo controlado.
Por lo general, cuando los tumores son músculo-invasivos y no han llegado a trasladarse, sino que están localizados en la vejiga, hay que extirpar la vejiga y derivar la orina con una bolsa hacia la piel. En pacientes muy seleccionados y con unas características específicas del tumor, se pueden emplear diferentes técnicas de neovejiga.
En general es bueno. Son tumores que se suelen diagnosticar antes de que infiltre el músculo, permitiendo conservar la vejiga. El problema reside en que es una enfermedad crónica que tiene recurrencia y hay recaída con el tiempo. Necesita muchas revisiones y tratamientos y que el paciente se adhiera sin saltarse las revisiones que puedan derivar en metástasis.

Equipo

de la unidad de Cáncer de vejiga

Los medios hablan de Roc Clinic

Equipo Médico de ROC CLINIC. Top 100 médicos FORBES. Líderes de la Nueva Urología, investigación y formación de Urólogos. Tratamientos Pioneros
Reproducir vídeo

Liderando la nueva urología. Liderando la nueva urología. Liderando la nueva urología. Liderando la nueva urología.

Sigue descubriendo