ROC CLINIC

Liderando la nueva urología

INVESTIGACIÓN

TRATAMIENTO

Tratamientos y Tecnología

Tratamientos y Tecnología Cáncer de próstata

El cáncer de próstata exige un tratamiento individualizado.

Un tratamiento adecuado al tipo y al estado evolutivo del cáncer de próstata es la base para obtener un buen resultado y conseguir la mejor calidad de vida para el paciente. El uso de las últimas tecnologías y los tratamientos pioneros, junto a la experiencia del equipo de Urología, son una de las claves del éxito. Vence al cáncer.

Síntomas
y causas

Diagnóstico

Tratamientos
y Tecnología

Resultados y
Calidad de vida

Tratamiento del Cáncer de Próstata

El cáncer de próstata es una enfermedad muy diversa y, por tanto, exige de un tratamiento individualizado. Para ello, hace falta disponer de un diagnóstico exhaustivo y de todas las estrategias de tratamiento, por lo que es necesario disponer de la mejor tecnología.

En muchos casos, el tratamiento del cáncer de próstata se realiza durante un largo periodo de tiempo, por ser un tipo de cáncer que habitualmente se desarrolla de forma muy lenta.

Éste dependerá, sobre todo, del estado evolutivo de la enfermedad, así como de la agresividad del tumor o la situación clínica del paciente. En este sentido, existen diversas modalidades de tratamiento para el cáncer de próstata:

Tumores con buen pronóstico y no agresivos:

Vigilancia activa

En algunos casos, un cáncer de próstata de buen pronóstico y no agresivo puede no necesitar un tratamiento inmediato y ser simplemente controlado. La vigilancia activa puede ser una opción para el cáncer que no provoca síntomas, que se limita a una pequeña zona de la próstata y que se espera que crezca muy lentamente. Únicamente se tratará si se detecta que la agresividad del cáncer está aumentando y va a empezar a poner en riesgo la vida del paciente. Sin embargo, vigilar estrechamente este tipo de tumores, no significa ‘no hacer nada’, pues, en primer lugar, hace falta un mapeo completo de la próstata en la que no debe existir tumor de alto riesgo, y el paciente debe entender los pros y contras de esta estrategia. En segundo lugar, el control de los hombres en esta situación es realmente exhaustivo, usando resonancias de próstata y biopsias de control, además de urólogos altamente especializados en uro-oncología.

El principal beneficio es la ausencia de efectos secundarios. Entre las desventajas está el hecho de que los pacientes han de realizarse muchas pruebas, algunas de ellas invasivas como son las biopsias prostáticas.

 

Tumores con buen pronóstico que pueden tratarse localmente:

Terapia Focal

Algunos tumores de buen pronóstico pueden tratarse localmente sin necesidad de extirpar la totalidad de la próstata. El tratamiento empleado para ello es la terapia focal, que permite tratar solo la lesión y respetar la próstata, mejorando de manera sustancial el postoperatorio y disminuyendo los efectos secundarios del tratamiento.

Es una técnica que se realiza en quirófano, que destruye el tejido de la próstata con frío o con calor y que puede ser aplicado en casos puntuales de tumores únicos:

  • Criopterapia. La crioterapia o crioablación utiliza temperaturas muy bajas para destruir las células cancerígenas. Mediante unas agujas que se colocan por vía transperineal en las zonas a tratar, se consigue congelar el área de la próstata deseada y destruir todo el tejido tumoral.
  • HIFU. Los ultrasonidos focalizados de alta intensidad consiguen el mismo efecto lesivo sobre las zonas tumorales, pero gracias al calor que un dispositivo de ultrasonido es capaz de concentrar en el tejido de la próstata y hacer que muera, sin afectar a otros tejidos adyacentes.
  • Electroporación. La electroporación permite también preservar al máximo las estructuras sanas vecinas a la lesión tumoral a tratar. Por vía transperineal, se colocan varias agujas entre las que se desarrolla una diferencia de potencial eléctrico. Así, se administran una serie de pulsos eléctricos cortos y de alto voltaje, que tienen efecto destructivo selectivo sobre las células cancerosas de la lesión a tratar.

 

Tumores agresivos:

Prostatectomía radical (cirugía)

En los casos en los que el tumor es agresivo y no es posible tratarlo de manera más conservadora, la alternativa más curativa es la cirugía. El tratamiento quirúrgico o cirugía del cáncer de próstata consiste en la extracción completa de la glándula prostática y los tejidos circundantes, extrayendo también, en algunos casos, los ganglios linfáticos del área pélvica. Es una opción para tratar el cáncer que está limitado a la próstata. En ocasiones, la cirugía se recomienda combinada con otros tratamientos para tratar un tumor de próstata avanzado.

Se puede realizar por varios abordajes como son:

  • Abierto. En la cirugía abierta o cirugía retropúbica, el cirujano realiza una incisión larga en parte baja del abdomen para tener acceso a la glándula prostática y extirparla.
  • Laparoscópico. En el abordaje laparoscópico, el cirujano hace pequeñas incisiones por las que se introducen instrumentos quirúrgicos y una cámara de video (laparoscopio) para observar dentro del abdomen durante el procedimiento.
  • Robótico. Durante la prostatectomía radical asistida por robot, los instrumentos quirúrgicos se conectan a un dispositivo mecánico (robot) y se insertan en el abdomen a través de varias incisiones. El cirujano se sienta frente a una consola y usa los controles manuales para guiar el robot y mover los instrumentos.

No obstante, ninguno de estos abordajes ha demostrado ser superior a los otros en términos de control oncológico y mejor preservación de la función miccional o sexual del paciente. Si bien es cierto que, tanto la cirugía laparoscópica como la cirugía robótica, han demostrado disminuir el sangrado y la estancia hospitalaria del paciente.

Actualmente, en ROC Clinic, contamos con los dos sistemas robóticos disponibles: da Vinci (de Intuitive Surgical) y Hugo (Medtronic), siendo, para este último, el primer centro de España en incorporarlo. Esta adquisición responde a nuestro espíritu permanente de búsqueda de la excelencia y de adquirir experiencia que nos enriquezca a la hora de ayudar a nuestros pacientes. La tecnología robótica traduce los movimientos del cirujano, mejorando la ergonomía y reduciendo el temblor. Además, permite una visión real tridimensional del campo operatorio con una gran calidad de imagen que garantiza claridad y precisión de los detalles. En particular, el sistema de cirugía robótica asistida (RAS) Hugo es muy versátil, permitiendo gran flexibilidad quirúrgica y cirugías muy polivalentes.

Radioterapia

La radioterapia es la administración de radiaciones ionizantes para el tratamiento del cáncer, ya que utiliza energía de alta potencia para destruir las células cancerosas. Los tratamientos con radioterapia se puedes administrar solos o combinados con la cirugía.

En el caso del cáncer de próstata, existe una modalidad llamada braquiterapia, indicada únicamente en pacientes que padecen tumores de bajo riesgo, que consiste en insertar semillas radioactivas en la glándula prostática. Estas semillas administran una dosis baja de radiación durante un periodo prolongado.

También se puede aplicar la radioterapia externa a través de máquinas. Ésta es una opción para tratar el cáncer que está limitado a la próstata y puede ayudar a ralentizar el crecimiento del tumor prostático que se disemina a otras zonas del cuerpo, como los huesos, y aliviar síntomas, como puede ser el dolor. En la radioterapia de haz externo, el paciente se acuesta sobre una camilla mientras una máquina se mueve alrededor de su cuerpo, dirigiendo haces de energía de alta potencia (rayos X o protones) al cáncer de próstata.

Terapia Hormonal

La testosterona (hormona sexual masculina) está relacionada directamente con la evolución del cáncer de próstata. En este sentido, la terapia hormonal se emplea para reducir los niveles de testosterona en el organismo o para bloquear sus efectos en la próstata. Con la supresión de esta hormona se produce una regresión del tumor.

El tratamiento de deprivación hormonal suele indicarse asociado a radioterapia o cuando la enfermedad está diseminada.

Descubre más sobre

Cáncer de próstata

Síntomas y causas de Cáncer de próstata

Diagnóstico de Cáncer de próstata

Resultados y Calidad de vida Cáncer de próstata

Actualidad

de ROC Clinic en Cáncer de próstata

Investigación

PREVALENCE. Cáncer de próstata metastásico. Biomarker Study to Determine Frequency of DNA-repair Defects in Men with Metastatic Prostate Cancer.

Docencia

Jornada de actualización en patología prostática.

Nos preguntan

en la consulta sobre Cáncer de próstata
Sí. Es muy común que algunos hombres tengan el PSA alto, y que éste aumente con la edad. Algunos hombres, por otro lado, sencillamente tienen el PSA alto porque tienen la próstata grande.
Las más comunes son la disfunción eréctil y la incontinencia. Es especialmente importante que el cirujano tenga mucha experiencia para poder respetar los nervios que dan la erección, puesto que esto se ha relacionado con mejor erección y mejor continencia.
Es suficiente con la realización de PSA y un tacto rectal –especialmente si el PSA es superior a 2,5-. En algunas ocasiones se puede realizar ecografía, flujometría o incluso tests genéticos para estudiar distintos aspectos de la próstata.

Equipo

de la unidad de Cáncer de próstata

Los medios hablan de Roc Clinic

Equipo Médico de ROC CLINIC. Top 100 médicos FORBES. Líderes de la Nueva Urología, investigación y formación de Urólogos. Tratamientos Pioneros
Reproducir vídeo

Liderando la nueva urología. Liderando la nueva urología. Liderando la nueva urología. Liderando la nueva urología.

Sigue descubriendo